Ecoeficiencia Empresarial: La Mejor Manera de Enfrentar el Futuro

Compartir

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

La contaminación del medio ambiente, invisibilizada por mucho tiempo, es hoy un tema importante de discusión. Toda actividad económica genera impacto en el espacio que habitamos debido a nuestro consumo de electricidad, combustibles y recursos naturales (como agua, madera, etc.)

Cada vez somos más las organizaciones que asumen como reto ser competitivas a través de una gestión amigable con el medio ambiente. Además, entendemos las consecuencias de nuestro impacto y las asumimos como responsabilidad en un plan de trabajo.

En vez de contribuir a la polución, se puede aportar a la solución del problema. Para ello, se modifica la gestión de forma integral, desde la cultura organizacional y se promueve la ecoeficiencia ambiental más allá del área de responsabilidad social; el objetivo es poner en valor procesos ecoeficientes y la salud de las personas.

Es provechoso recordar que formamos parte de un planeta en constante renovación. Como los ciclos naturales, un proceso ecoeficiente aprovecha al máximo los recursos disponibles  gestionando efectivamente los desechos de su producción, con el fin de hacerse sostenible en el tiempo.

Para replantearte cómo sumarte al cambio y dejar de aportar a las crecientes crisis ambientales, te comentamos a continuación qué es la ecoeficiencia empresarial y por qué es tan valioso ese enfoque en pleno siglo XXI.

 

¿Qué significa ecoeficiencia empresarial?

“Ecoeficiencia” es un término utilizado por primera vez hace casi treinta años, en la Cumbre Climática de Río de Janeiro de 1992. Ahí se trataron temas de economía verde, inclusiva y sostenible, una ecoeficiencia empresarial que implicaría producir más con menos: menos materias primas escasas, menos energía fósil, menos agua, menos residuos sólidos…

¡Toma nota! Estos son los aspectos fundamentales de todo programa de ecoeficiencia debe comprender según el portal ambiental Vitalis, una asociación sin fines de lucro internacional con más de 20 años de trayectoria en el desarrollo de programas de conservación ambiental:

  • Gestión integral de los residuos sólidos.
  • Gestión integrada del agua.
  • Gestión sostenible de la biodiversidad (si fuera el caso).
  • Uso racional de energía eléctrica (e implementación de energías renovables).
  • Uso racional y sostenible de materias primas.
  • Control de contaminación de agua, aire y suelos.

 

Como puedes notar, el concepto de ecoeficiencia empresarial no se limita a pequeños gestos como abstenerse del plástico de un solo uso en algunas actividades de la organización: una organización consciente y sustentable plantea, desde su estructura y propósito, que su impacto ambiental es un factor relevante para la organización y que puede reducirse con acciones integrales en toda su gestión.

Toma el caso de éxito de COOPBAM, una cooperativa de comercio justo que invierte en el bosque protegido de Alto Mayo, ubicado en la cuenca alta del río Mayo, en el distrito de Rioja, provincia de Moyobamba, departamento de San Martín en el Perú. Al financiar con préstamos a productores locales de café, la organización se compromete a la gestión sostenible del uso de los recursos naturales del bosque y de la biodiversidad de la zona. Un ejemplo de ecoeficiencia empresarial en el Perú.

 

¿Por qué ser una empresa ecoeficiente?

En este contexto de pandemia, donde cada vez más personas se hacen conscientes del impacto de sus acciones en el medio ambiente, la ecoeficiencia es un factor crucial de competitividad empresarial.

A continuación, te enumeramos algunos beneficios que te motivarán a implementarla en la gestión de tu organización:

  • Contribuyes a disminuir el impacto negativo de las actividades humanas realizadas a lo largo del tiempo.
  • Disminuyes los costos de producción empresarial y obtienes la posibilidad de generar ingresos adicionales con la reutilización o reventa de sus residuos.
  • Recibes mayor reconocimiento de compradores interesados en el medio ambiente, que aportan a empresas con bajo impacto y cuya calidad han verificado.
  • Puedes convertirte en una marca más competitiva e influyente, con una imagen favorable, así como nuevas oportunidades de mercado o certificaciones internacionales.
  • Puedes ser parte de la solución ambiental, aportando al fortalecimiento de la consciencia ambiental en la sociedad.

Como agentes transformacionales, los líderes del futuro deberían ver más allá de la reducción de su consumo. Tomar una responsabilidad consciente del cuidado medioambiental es estar a la altura de un nuevo tipo de liderazgo: uno que requiere pensar con empatía y ser conducido siempre con respeto y solidaridad por el cambio global.

Dentro de treinta años, los recursos de nuestro planeta se habrán visto reducidos como nunca antes. Sin embargo, está en nuestras manos hacer un aporte para no tener que llegar a una situación insostenible, guiados bajo acuerdos como el de París y la “agenda 2030”. Aún estamos a tiempo para replantear nuestros hábitos empresariales.

 

En Gestión Consciente, uno de nuestros objetivos es fortalecer y activar los valores ambientales en las organizaciones. Este servicio lo realizamos a través de la Transformación Organizacional y la implementación de una Ecoeficiencia Empresarial, para reconectar a las organizaciones con su propósito y naturaleza. Apuntamos a que, además de ser espacios de talento e inspiración, puedan convertirse en agentes más amables y de mayor impacto positivo con el medio ambiente.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Estás buscando transformar tu organización?
EMPECEMOS

Abrir el chat