¿Cómo influye tener un Propósito en el rendimiento de tu Empresa? Conoce los 4 niveles

Compartir

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

¿Alguna vez has considerado cuánto tomas en cuenta a tus colaboradores y su nivel de satisfacción? ¿Has considerado que sea un objetivo empresarial importante de una empresa? Aunque a algunos les cueste creerlo, una deficiente gestión humana genera gastos directos e indirectos a raíz de las altas tasas de rotación.

Estos gastos, muchas veces, son normalizados y aceptados, considerados por las empresas como parte ineludible de los gastos operativos. Sin embargo, un cambio intrínseco en la gestión del talento humano y el clima laboral podría resultar en un gran ahorro (y en un aporte más amplio al mundo).

El colaborador es humano, no una máquina

Comprender esto es crucial. A tus colaboradores no solo les compras su tiempo para ocuparlos en un puesto específico y rutinario: estás contribuyendo a que sus deseos y objetivos personales se hagan realidad a través de su labor. Con estas acciones motivadas, la empresa también gana, ya que tus colaboradores renovarán sus ganas e intención genuina de contribuir a sus logros.

Es aquí que empieza a tener influencia el propósito de la organización, que debería ir más mucho más allá de la redistribución económica y la posibilidad del lujo: las medidas que aseguren el bienestar y calidad de vida de los colaboradores, que los haga sentirse valorados e importantes deberían ser inseparables de cualquier objetivo empresarial.

Entonces, ¿qué es el Propósito Empresarial?

Si bien establecer metas nos permite visionar y corroborar nuestro avance, el propósito empresarial aporta un elemento crucial: nuestro para qué, el objetivo general, el motor central que empuja cada acción de la empresa.

Para descubrirlo, tómate un minuto para responder: ¿Para qué están trabajando tus colaboradores y tú? ¿Qué perdería o dejaría de ganar la sociedad si dejaran de hacerlo?

Cuanto más puedas aterrizar estas respuestas, mayor será tu capacidad de compartirlas constantemente con tus colaboradores. Así generas vínculo, los involucras y les demuestras que sus metas personales están alineadas a un objetivo común en su espacio laboral.

 

Si aún no te convences de la importancia de marcar tu propósito y darle un significado a tus acciones, déjanos contarte cómo éste repercute en el rendimiento:

DE TI MISMO

Toda empresa necesita líderes en quienes se pueda confiar, capaces de inspirar a sus colaboradores para optimizar cada proceso. Pero si careces de un objetivo, ¿a dónde orientar los pasos a seguir? ¿Cómo establecer una relación de credibilidad con otros miembros del equipo?

El propósito también debería ser útil para cualquier líder, no como una herramienta de aprovechamiento personal para ganarse el aprecio de las personas o un argumento para imponer sus ideas, sino para contagiar a todos las ganas y la importancia por construir en equipo, donde todos y cada uno obtiene, al mismo tiempo, un beneficio personal y para el logro de la organización.

DE TUS COLABORADORES

Un equipo de colaboradores con propósito tiene mayor posibilidad de mantener un clima laboral saludable. Piénsalo de esta forma: cada persona aporta determinada habilidad al proceso, pero su rendimiento se verá limitado si siente que sus esfuerzos no están llegando a ningún lado y es incapaz de vincularlos a sus propios logros personales.

El propósito empresarial debería ser un eslabón que guíe no sólo los comportamientos y acciones, sino también que alimente el sentido de pertenencia de cada miembro con la empresa u organización.

PARA TUS CLIENTES

Lejos quedaron los días en los que bastaba ofrecer el producto o la experiencia: cada vez más clientes aspiran a ser agentes transformacionales a través de lo que deciden consumir y aprecian que una empresa los haga formar parte del cambio.

Toma como ejemplo el objetivo empresarial de la marca nacional de casacas Höség: cambiar la calidad de vida de muchas personas en cadena. Esta transformación incluye a sus clientes, quienes, por la compra de una prenda seleccionada, pueden contribuir a que un niño del valle del Urubamba reciba también una casaca para combatir el frío.

PARA TU COMUNIDAD

Reconocer el espacio de tu empresa en su ecosistema, su dinámica social, permite que consideres también el impacto que podría tener tu propósito empresarial más allá incluso del bienestar de los colaboradores.

Esta perspectiva en contexto, permite además que tus colaboradores entiendan que hasta la más pequeña de sus labores influye en el crecimiento y desarrollo del grupo social alrededor del cual se realiza la actividad.

 

Si aún te queda alguna duda, comunícate con nosotros.
Somos Gestión Consciente, la consultora para la Transformación Organizacional, y tenemos el servicio que necesitas para encontrar tu Propósito Organizacional. Este proceso te será útil también para saber cómo comunicarlo a tus colaboradores y sostenerlo en el tiempo.

Conoce más aquí: gconsciente.com/proposito-organizacional

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Estás buscando transformar tu organización?
EMPECEMOS

Abrir el chat