4 Pasos hacia la Transformación Organizacional: ¿Cuáles son?

Compartir

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

A toda empresa le llega la hora de cambiar. Las motivaciones pueden ser miles, pero es necesaria una cierta actitud antes de empezar el camino.

Los procesos de cambio no suelen ser agradables porque salir de nuestra zona de confort nunca lo es. Pero si cada uno de los colaboradores en la organización está abierto a replantearse perspectivas y acciones, toda nuestra empresa empezará a comportarse de otra manera.

Este proceso, también llamado Transformación Organizacional, resulta ineludible en cualquier organización cuyo deseo sea sobrevivir en un ecosistema laboral cada día más cambiante. Y más que sobrevivir: destacar.

Entonces, ¿qué momento es bueno para iniciar la Transformación Organizacional?

Cualquiera es excelente si tus reportes trimestrales empiezan a revelar que los objetivos no se están cumpliendo. Pero, aunque ya hayas hallado los problemas a solucionar y te sientas preparado para el primer paso, vale la pena estar atento a lo siguiente: cuán fuerte y receptivo es tu equipo.

Es sencillo: no existe equipo alineado y de cultura interna sólida sin un propósito. Sin este tampoco se puede empezar el proceso de cambio, ya que es necesario que cada stakeholder de la organización reconecte con él.

Ya sea por iniciativa interna o presiones del contexto, cada miembro debería ser capaz de asumir a conciencia la necesidad del cambio y los beneficios que este traerá. Aunque, como veremos más adelante, este es un proceso continuo que necesita sostenerse sin final.

Si ya estoy listo, ¿cómo hago para implementarla?

Antes de presentarte los pasos a seguir, es importante tener en cuenta que ningún cambio podrá ser implementado sin una autoindagación a consciencia. Este proceso nos permitirá acoger nuevos puntos de vista y accionar de forma diferente a nuestra costumbre, en pos de obtener resultados diferentes.

Si aún no cuentas con una fuerte cultura empresarial, con calma: es probable que la vayas adquiriendo a medida que aplicas los 4 los pasos a seguir para implementar una Transformación Organizacional, con apoyo de tus colaboradores y colaboradoras.

PASO 1: INDAGACIÓN

“Solo sabiendo lo que somos, sabremos lo que podemos llegar a ser”

Los problemas no suelen aparecer de repente. Muchos se han ocultado bajo una gestión tradicional, donde se actúa en verticalidad y a favor de intereses personales, sin tomar en cuenta el factor humano. Sin embargo, si se los sigue evadiendo, ¿cómo apuntar a las oportunidades de mejora?

Además de nuestros miedos, rituales, fortalezas o debilidades como empresa, hagámosle un análisis concienzudo a las creencias grupales que nos componen. Son ellas quienes están detrás de cada decisión, plan de objetivos y norma de convivencia.

PASO 2: TOMA DE CONSCIENCIA

“La única forma de cambiar tu realidad es entender cómo tú la creas”

Una vez conscientes de nuestra mentalidad y reconocidos los pasos en falso, toca aceptarlos e integrarlos como parte de nosotros: pueden ser oportunidades para encontrar nuevos recursos y estrategias.

A partir de la toma de conciencia, será inevitable asumir que hasta la acción más pequeña es determinante en el camino de dejar atrás hábitos improductivos. Y que la única persona capaz de tomar la mejor decisión siempre será uno mismo.

PASO 3: DESAPRENDER-REAPRENDER-APRENDER

“Para descubrir nuevos océanos, hay que atreverse a dejar la orilla”

Una estructura estática puede proyectar seguridad y dar a entender que el “orden” se mantiene. Sin embargo, cuando las circunstancias se tornan tan inestables, vale la pena deshacerse de los lugares seguros que nos amarraban y atreverse a tomar nuevas decisiones.

La crisis pandémica (y las consecuentes) nos plantean una situación que tendrá para rato. En este contexto de poca estabilidad, sostener rigidez y viejos hábitos sería muy perjudicial. Para lidiar con la incertidumbre, nada como atreverse a ser flexible.

PASO 4: SOSTENIMIENTO DE LA TRANSFORMACIÓN

“La transformación no es un acto, es un hábito que se practica todos los días”.

El truco de este último paso es que nunca acaba. De ser así, en un momento se detendrían todos los cambios y propuestas de mejora. El objetivo de aplicar los pasos es cimentar hábitos sostenibles que prevengan los mismos errores de gestión del pasado.

Los 4 pasos que acabas de leer son parte de la metodología, “Transformación Organizacional”,  aplicada por nuestra consultora Gestión Consciente, la cual te ayudará a alcanzar la toma de consciencia, reconectando a tus colaboradores con su propósito y alineándolos con el de la empresa. Para implementar nuevos conceptos, planes de acción y pasar de una gestión tradicional a una Consciente, contacta con nosotros al número +51 919 474 532 o déjanos tus datos en el formulario de contacto para que uno de nuestros consultores pueda comunicarse contigo.

Lograremos juntos un alto nivel de bienestar para tus colaboradores, mayor rentabilidad para tu empresa, así como el desarrollo de un equipo líder, consecuente con su propósito y el de la organización.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Estás buscando transformar tu organización?
EMPECEMOS

Abrir el chat